Ganancias Crecientes

El efecto mariposa es mejor que la lotería

Líder, ¿Naces o te haces?

LideresUn líder ¿nace o se hace?

En el lenguaje coloquial, el concepto de “líder” expresa una cierta “gracia” o “carisma” que poseen determinadas personas y que provoca el que ejerzan un determinado ascendente sobre su entorno, de una forma natural.

La expresión “líder” proviene de la palabra inglesa “lead” o “leader”, que significa: conducir, guiar, conductor, jefe, cabeza… Son términos que expresan, fundamentalmente, orientación.

¿Quién puede ser líder? Las personas capaces de influir en el resto de los miembros de aquellas organizaciones a las que pertenecen a través de cualidades como integridad, compromiso, pasión, confianza, positividad, determinación, y sensibilidad. Estas cualidades que ejercen una influencia en su entorno de forma un tanto innata, da lugar a los líderes naturales, que podemos encontrar en el vecindario, en una pandilla de adolescentes, en un grupo de amigos, entre un grupo de vendedores, o en cualquier organización.

Sin embargo, liderar es un arte y para ejercerlo, no es suficiente con el instinto que más o menos acentuado poseamos para ello. Hay que desarrollarlo conociendo y practicando hábitos, habilidades y principios aportados por la experiencia y los avances de las ciencias humanísticas. Es un calificativo que se gana trabajando con los demás a seguir sus ideas porque tiene capacidad de inducir y motivar con entusiasmo, entendiendo las necesidades de la organización para la cual trabaja pero además es capaz de responsabilizarse por sus propios errores. Es por eso que algunas personas nacen con la cualidad de líder, pero la mayoría no buscan serlo por miedo a las grandes responsabilidades que esto trae consigo.

Tom Peters, conocido escritor americano, escribió en su libro “En busca de la Excelencia” que liderazgo es: “El ejercicio del poder, por parte del líder, puede emanar de diferentes ámbitos como: Hacerse visible cuando las cosas se tuercen e invisible cuando van bien; es formar un equipo leal en la cumbre que hable más o menos con una sola voz; es escuchar cuidadosamente gran parte del tiempo, hablar a menudo de modo alentador y reforzar las palabras con hechos creíbles; es ser duro cuando es necesario y en ocasiones es el puro uso del poder…” Esta definición de Peters, corresponde básicamente al contexto de las organizaciones.

En un artículo de Jack Welch, leí algunos consejos que me parecen muy buenos para seguir y aplicar en la transformación hacia ser líderes:

1.- Esté abierto a lo mejor que cualquier persona, en cualquier lugar, tiene que ofrecer.

2.- Transfiera el aprendizaje a lo largo de su organización.

3.- Ponga a las personas correctas en los puestos correctos. Es más importante que desarrollar una estrategia.

4.- Asegúrese de que toda persona cuenta, y que todos sepan que cuentan.

5.- La auto-confianza legítima es una ganadora. La verdadera prueba de auto-confianza es la valentía de abrirse.

6.- Los negocios tienen que ser divertidos. Las celebraciones energizan una organización.

7.- Entienda dónde se realmente se agrega valor, y ponga a los mejores allí.

Considero que los líderes nacen y se hacen. Ello significa que para poder actuar en un grupo, como líder, son necesarias algunas características innatas, pero que a esta potencialidad es posible añadirle una serie de actitudes y comportamientos que pueden aprenderse y que harán posible un ejercicio eficaz mediante un correcto aprendizaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: